domingo, 30 de octubre de 2011

Serendipia. Noelia Rodríguez 1º Bach E

Noelia Rodríguez Rodríguez 1ºBachiller E.La Serendipia





















Noelia Rodríguez Rodríguez 1ºBachiller E
-La serendipia es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado. Se puede denominar así también a la casualidad, coincidencia o accidente.
En la historia de la ciencia son frecuentes las serendipias.



Elementos característicos de la serendipia científica
1-Curiosidad y percepción libre. La curiosidad estimula una percepción libre del entorno y una actitud de interrogación frente a todos los datos que se presentan. Es la curiosidad lo que permite que el accidente o evento inesperado sea percibido por el investigador y lo lleve a observarlo e incorporarlo a sus notas de trabajo científico. Es posible que de manera inmediata él vea la importancia de este evento o que sólo al cabo de los meses o los años lo relacione con otros hallazgos.
2-Predominio de los hechos sobre las teorías. En los hallazgos serendípicos el investigador posee una teoría previa débil o está dispuesto a modificarla a partir de resultados o eventos que no cuadran con los postulados teóricos. De allí que sea capaz de pensar por fuera de sus ideas preconcebidas o más allá de los límites del conocimiento aceptado como verosímil.
3-Sagacidad para comprender lo desconocido. La sagacidad del investigador tiene que ver con su capacidad de darle relevancia potencial a hechos que en el momento de ser observados no comprende. De alguna manera lo “intuitivo” está presente en el hallazgo serendípico y a veces la analogía es lo que le permite al científico, en primera instancia, relacionar un evento accidental y desconocido con unos conocimientos previos que él posee como bagaje acumulado de sus años de investigación.
De ahí la insistencia de muchos científicos, que han realizado descubrimientos serendípicos, en que un accidente afortunado no basta para llegar a un descubrimiento científico. La mente preparada y dispuesta del investigador es esencial para transformar esa casualidad en un evento con implicaciones epistemológicas de significación.
El hallazgo serendipico puede conducir al investigador al logro de un descubrimiento científico revolucionario. No siempre es así, pero en la mayoría de los descubrimientos serendípicos se genera una revolución científica que lleva a una nueva cadena de otros descubrimientos.







Tipos de serendipia científica
1- Serendipia clásica: Se refiere a la definición tradicional de un evento casual que gracias a la sagacidad del investigador lo conduce a un descubrimiento de valor epistemológico que no estaba buscando. Pek Van Andel ha dividido este tipo de serendipia en: a- Serendipia positiva: Cuando el descubrimiento hecho por el azar ha sido interpretado de manera correcta. Por ejemplo, el descubrimiento de los rayos X realizado por Rontgen. Y b- Serendipia negativa: Cuando el descubrimiento hecho por el azar ha sido interpretado de manera errónea. Por ejemplo, el descubrimiento de América por Colón, pues a pesar de darse cuenta él de la importancia de su hallazgo, siempre pensó que había llegado a las Indias orientales y no que había descubierto un nuevo continente.

2- Pseudoserendipia: Término acuñado por Royston M. Roberts en 1986 para “designar descubrimientos accidentales que logren culminar un camino de búsqueda, en contraste con el significado de la verdadera serendipia, la cual describe descubrimientos accidentales de cosas no buscadas” . Un caso típico de pseudoserendipia es el de Arquímedes, que andaba buscando la manera de medir el volumen de la corona del rey Hierón, es decir el volumen de un sólido irregular, y lo encontró luego de observar que al introducirse en la bañera salía un volumen de agua idéntico al ocupado por su cuerpo.



Ejemplos de serendipias
• Viagra: en el transcurso de un ensayo clínico de un fármaco contra la angina de pecho en 1994, el equipo de Pfizer recibió una reacción inesperada. “ Al principio probábamos el Sildenafil [que más tarde sería el principio activo de la viagra] como medicamento cardiovascular y por su capacidad de reducir la presión arterial, pero la gente no quería devolver los medicamentos sobrantes, porque uno de los efectos secundarios era tener erecciones más fuertes y duraderas”. El equipo y la farmacéutica abandonaron la investigación sobre la angina de pecho y centraron sus esfuerzos en el tratamiento de la disfunción eréctil. En 1998 fue autorizada la viagra como la primera píldora contra la incontinencia.



• Rayos-x: varios científicos del siglo XIX habían jugado con los penetrantes rayos que se emiten cuando los electrones golpean un objetivo metálico. Pero los rayos-x no fueron descubiertos hasta 1895, cuando Wilhlem Röntgen probó a colocar varios objetos enfrente de la radiación y vio los huesos de su mano proyectados sobre la pared.



• Penicilina: ocurrió en verano de 1928, cuando Fleming se fue de vacaciones y olvidó guardar sus cultivos de estafílococos en las estufas, y los dejó en placas sobre la encimera. Fleming solía dejar la puerta abierta para que circulara el aire. Por entonces, La Touche estaba trabajando con una cepa de hongos o mohos. Su laboratorio carecía de campana de gases, cosa que le hubiera permitido confinar las esporas en una pequeña área aislada. A falta de campana, las esporas del hongo se extendieron por todo el laboratorio del micólogo y después fueron arrastradas por el aire hasta el laboratorio de Fleming. Cuando este regresó de sus vacaciones, empezó a desechar algunas de las placas que había dejado fuera de la estufa y fue entonces cuando, después de haber tirado los cultivos contaminados, observó el halo claro que rodeaba las colonias amarillo-verdosas del hongo que había contaminado accidentalmente la placa. Esto le permitió reconocer el hongo Penicillum notatum.



• El principio de Arquímedes: fue descubierto al introducirse en una bañera y observar cómo su cuerpo desplazaba una masa de agua equivalente al volumen sumergido. Salió desnudo a la calle gritando ¡eureka¡



• Teflón: fue descubierto por Roy Plunkett cuando el científico trabajaba en una investigación de gases refrigerantes en 1938. Durante los experimentos encontró que los cilindros usados en la investigación, supuestamente vacíos, pesaban más. Al abrir uno de ellos, encontraron un polvo blanco el cual podía ceder a los disolventes y era
antiadherente.








• Endulzante artificial: tres falsos azúcares han llegado a los labios humanos porque los científicos olvidaron lavarse las manos. El ciclamato en 1937 y el aspartamo en 1965 son subproductos de la investigación médica; y la sacarina en 1879 apareció durante un proyecto con derivados de la brea de carbón.



• Hornos microondas: fue inventado por Percy Spencer, durante la Segunda Guerra Mundial, mientras probaba un magnetrón para los conjuntos de radar de Raytheon, se dio cuenta de que una barra de caramelo de cacahuete del bolsillo se había derretido cuando se expuso a las hondas del radar.







• Estetoscopio: René Laënnec en 1816, poco dispuesto a poner su oreja sobre el generoso pecho de una tímida paciente, fabricó con papel un cilindro que amarró con hilo. Colocó un extremo en su oído y el otro en el seno; para sorpresa el sonido se amplificó. Meigs añadió una versión moderna de fabricar tubos de seda tejidos con dos auriculares de marfil. Uno para él y otro para el estudiante.

No hay comentarios: