viernes, 31 de octubre de 2008

San Alberto Magno: Patrono de las Ciencias

San Alberto Magno
Fiesta: 15 de noviembre.
Etim: Alberto: "de buena familia" (Al = familia. Bert = buena)

San Alberto Magno O.P. (Lauingen, Baviera, 1193/1280Colonia, 15 de noviembre de 1280) fue un destacado teólogo, filósofo y hombre de ciencia. Su humildad y pobreza fueron ejemplares.
Estudió en Padua, donde tomó el hábito de Santo Domingo de Guzmán y profundizó en el conocimiento de la filosofía aristotélica, y en París, doctorándose en 1245. Enseñó en algunas de las pocas Universidades que existían en ese momento en Europa, y también se desempeñó su trabajo en distintos conventos a lo largo de Alemania.
En la universidad de París tradujo, comentó y clasificó textos antiguos, especialmente de Aristóteles. Añadió a estos sus propios comentarios y experimentos, aunque Alberto Magno no veía los experimentos como lo verían luego los fundadores de la ciencia moderna y en especial Galileo Galilei, sino que en su opinión la experimentación consistía en observar, describir y clasificar. Este gran trabajo enciclopédico sentó las bases para el trabajo de su discípulo Santo Tomás de Aquino. También trabajó en botánica y en alquimia, destacando por el descubrimiento del arsénico en 1250.
En 1259 ó 1260, fue ordenado obispo de la sede de Ratisbona, cargo que dejaría poco después habiendo remediado algunos de los problemas que tenía la diócesis. En 1263, el Papa Urbano IV aceptaría su renuncia, permitiéndole volver de nuevo a la vida de comunidad en el convento de Wurzburgo y a enseñar en Colonia.
Murió a la edad de 87 años, cuando se hallaba sentado conversando con sus hermanos en Colonia.
Sus obras, recogidas en 21 volúmenes, fueron publicadas en Lyon en 1629.
Fue beatificado en 1622, pero la canonización se haría esperar todavía. En 1872 y en 1927, los obispos alemanes pidieron a la Santa Sede su canonización, pero sin éxito. El 16 de diciembre de 1931, Pío XI, proclamó a Alberto Magno Doctor de la Iglesia lo que equivalía a la canonización. Su fiesta en la Iglesia Católica se celebra el 15 de noviembre. San Alberto es el patrono de los estudiantes de ciencias naturales, ciencias químicas y de ciencias exactas.(1200-1280). Dominico; Doctor de la Iglesia, Obispo de Regensburgo; Patrón de las ciencias naturales; llamado "Doctor Universallis"; "Doctor Expertus". Explicó con argumentos sólidos que la tierra es redonda.
Los propios contemporáneos de San Alberto, fueron quienes le dieron el título de "Magno". Por la profundidad y amplitud de sus conocimientos, solían llamarle también "el Doctor Universal" pues sus conocimientos en todos los campos eran extraordinarios. El filósofo Roger Bacon le consideraba como "una autoridad" y calificaba sus obras de "fuentes originales".
Por su ciencia verdaderamente universal, por su aguda potencia investigadora, por su profundidad de talento y juicio, por su inagotable capacidad de trabajo, Alberto Magno fue el hombre apto para la reforma del saber de su siglo. .No contento con establecer las leyes de la investigación, recoge todos los frutos de la experiencia antigua, la empalma con la nueva. Cultiva la observación directa de la Naturaleza, explica multitud de fenómenos, hace interesantes experimentos químicos en su laboratorio, presenta teorías audaces. Y en el campo de las ideas, se le puede considerar como el primero que ha separado con precisión el dominio de la filosofía del de la teología, como el primer conquistador de los derechos de la razón y de su independencia rectamente entendida.
La cantidad de sus conocimientos fue asombrosa. En las escuelas de la Edad Media se decía de él: «Iluminaste al mundo, porque supiste todo lo que se puede saber» (Mundo luxisti, quia totum scibile scisti). Sus contemporáneos leyeron y comentaron sus escritos con afán; sus escritos, que llenan veinte volúmenes en folio. Rogelio Bacon, uno de ellos, dice de él estas palabras: «Vale más que todo un ejército de sabios, porque ha trabajado mucho, ha visto infinitas cosas, ha revuelto muchos libros y ha sacado innumerables cosas del océano infinito de los hechos».

Fue una autoridad en física, geografía, astronomía, mineralogía, alquimia (es decir, química) y biología, por lo cual nada tiene de sorprendente que la leyenda le haya atribuido poderes mágicos. En sus tratados de botánica y fisiología animal, su capacidad de observación le permitió disipar leyendas como la del águila, la cual, según Plinio, envolvía sus huevos en una piel de zorra y los ponía a incubar al sol. También han sido muy alabadas sus observaciones geográficas, ya que hizo mapas de las principales cadenas montañosas de Europa, explicó la influencia de la latitud sobre el clima y, en su excelente descripción física de la tierra demostró que ésta es redonda.
Se ocupó de distinguir los ámbitos de la fe y la razón, dedicándose a estudios experimentales y fue un gran investigador, especialmente en el campo de la química. Posiblemente su obras más completa y conocida es "De Alchimia", en la que dejó constancia de los descubrimientos que había realizado, incluyendo además una serie de consejos para las prácticas alquímicas. Estos consejos, refieren a un método de trabajo profesional:

"El alquimista debe ser discreto y silencioso; no revelando a nadie el resultado de sus operaciones" (...) "Establecerá meticulosamente la duración y el horario de su trabajo"; "Deberá ser paciente, asiduo y perseverante" (...) "De acuerdo con las normas del arte, hará la trituración, sublimación, fijación, calcinación, solución, destilación y coagulación" (...) "Utilizará sólo recipientes de vidrio o vasijas barnizadas, para evitar el ataque de los ácidos"

El primer paso para adquirir sabiduría es tener un gran deseo de instruirse (S. Biblia. Proverbios). Algunas obras de Alberto el Grande. Para saber más

No hay comentarios: